TIEMPOS DEL MUNDO

martes, 19 de junio de 2018

SECRETOS DEL INTI RAYMI: La Fiesta del Sol

Todos los años, cada 24 de junio, se celebra en el Cuzco (Perú) el Inti Raymi, un festival en honor al Inti, el venerado dios inca del sol. Este festival atrae a miles de visitantes tanto del país como del extranjero a la antigua capital inca para conmemorar uno de los eventos más importantes del año en Perú. Como sabéis, según informaron los antiguos cronistas, en la época de los incas, más de veinticinco mil personas se reunían en el Cuzco para celebrar el festival del Inti Raymi. En esa ceremonia, considerada la mas importante del Imperio, el Inca, la nobleza y los sacerdotes del imperio inca se congregaban en la actual Plaza Mayor, ubicada en el centro de la ciudad, para presenciar el desfile de las momias ancestrales de sus antiguos emperadores envueltas en finísimos mantos, y eran traídas de templos y santuarios cercanos donde eran venerados. Hasta doscientas llamas eran sacrificadas en el transcurso de los festejos, y la gran plaza, se llenaba literalmente de ‘sangre sagrada’ y abundante chicha (cerveza inca). Las celebraciones duraban desde el amanecer hasta el ocaso. Había danzas especiales para la ocasión, y se leían y quemaban hojas de coca en grandes cantidades. El Inti Raymi era uno de los festivales incas más grandiosos del año, y en él todos los asistentes se embriagaban con un sentimiento de comunión espiritual. Cuando los expedicionarios españoles conquistaron el Imperio Inca, la sagrada celebración del Inti Raymi - así como todas las demás que tenían a lo largo del año - fueron declaradas paganas y contrarias a la fe católica. Las preciadas momias de sus emperadores fueron trasladadas a Lima y enterradas en la Iglesia de San Andrés, mientras que el festival fue prohibido. Sin embargo, todos los años en el solsticio de invierno (a finales de junio en el hemisferio sur), los nativos continuaron venerando en secreto a su dios Sol. Hubo que esperar hasta 1944 para que el Inti Raymi reviviera nuevamente, y en épocas recientes ha resurgido con fuerza. Para la población indígena de Perú, las celebraciones del solsticio de junio honran el inicio de la travesía del sol de regreso a “Pachamama”, palabra que podríamos traducir como Madre Tierra del quechua, una lengua hablada por unos 3,2 millones de peruanos. A pesar de que muchas cosas han cambiado desde los antiguas celebraciones, el Inti Raymi, es un festival que aún conserva toda su majestuosa gloria, aunque sin la procesión de antiguas momias, y únicamente con un sacrificio animal en la culminación de las celebraciones del día. Las festividades empiezan por la mañana del día 24 de junio en el amplio espacio a cielo abierto ubicado frente al templo inca del Sol, el mítico Coricancha, que hoy forma parte de la Iglesia de Santo Domingo. En ella, el Emperador, representado por un actor vestido a la usanza inca, inaugura los festejos invocando una alabanza al dios Sol. Desde el Coricancha, el cortejo imperial recorre la distancia que le separa de la Plaza Mayor del Cuzco. A continuación se realiza una lectura ceremonial de una hoja de coca sagrada para predecir el destino del Imperio inca para el año entrante. La antigua fortaleza inca de Sacsayhuamán -una ciclópea construcción de la época inca que custodia la ciudad - es donde tiene lugar el acto final de las celebraciones. Miles de espectadores de la zona llenan las colinas de los alrededores para contemplar la ceremonia, mientras que en el auditorio principal de la fortaleza se habilitan asientos en gradas para los espectadores más privilegiados. Ataviado con sus mejores galas, el Emperador inca pronuncia unas últimas palabras en quechua antes de que se realice el sacrificio ritual de una llama. El festival concluye con una gran fiesta llenándose el aire con el sonido de cuernos, zampoñas y tambores. No cabe duda que en nuestros días, la popularidad de la celebración hace que los peruanos se sientan orgullosos ante la continuidad de esta costumbre ancestral que les recuerda su pasado.

martes, 12 de junio de 2018

¿HUMANOIDES EN EL PERÚ?: El misterio detrás de los seres que aparecen en el cielo

De un tiempo a esta parte, una serie de apariciones en los cielos de este país ha sorprendido a cientos de personas. Como si el avistamiento de OVNIS no fuera suficiente, también se dejan ver unas enigmáticas criaturas que aparentemente tienen la capacidad de volar. Expertos en la materia aseguran que estos misteriosos seres serían nada menos que ‘humanoides voladores’. Pero ¿de donde provienen? ¿Quiénes son? ¿Qué es lo que quieren? Como sabéis, desde que el ser humano empezara a colonizar los cielos del planeta, han sido muchos los consternados pilotos que han contado inverosímiles relatos sobre encuentros con objetos voladores: Avistamientos, extrañas naves de acompañamiento, pequeños orbes luminiscentes o hasta objetos de gran tamaño, que realizan vuelos y movimientos imposibles para la tecnología actual. El muestrario de formas en las que este fenómeno se ha presentado en los cielos es vasto, y parece que va a ampliarse, ya que recientemente se ha catalogado un nuevo tipo: “Los humanoides voladores”. Efectivamente, han sido varios los enigmáticos casos de avistamientos de sorprendentes figuras humanas voladoras que se desplazan por el aire, en completo silencio, sin que parezcan precisar ningún tipo de equipo. Pero ¿qué o quiénes son estos humanoides? Si investigamos a fondo los mitos y leyendas nos encontramos que en muchas partes del mundo se ha mencionado a lo largo de la historia la presencia de extrañas criaturas voladoras con forma humana. Un célebre caso documentado y publicado en los medios, ha sido el de un extraño objeto que apareció de la nada y casi impactó contra un Airbus A320 que se disponía a aterrizar en el aeropuerto de Manchester (Reino Unido). El piloto y el primer oficial aseguraron que se trataba de un “humanoide sin alas”. Cuando lo reportaron a sus compañeros de control de tráfico, estos desconcertados, no encontraron absolutamente nada en los radares… En el Perú, Anthony Choy, periodista y productor de radio de investigación, ha sido uno de los mas ha insistido en el tema, asegurando que son reales y que a pesar de llevar años investigando, todavía no ha hallado ninguna explicación razonable a estos hechos. Fue en el 2015 cuando presento como prueba un video grabado en Puerto Maldonado (ubicado en la selva del Perú) que muestra lo que parece ser un misterioso humanoide volando a través de los cielos nublados. Según explicó Choy, quien ha sido una pieza clave en la descalificación de los archivos secretos sobre OVNIS del gobierno peruano, el video fue grabado por un productor de radio y televisión llamado César Rodríguez. Cesar aseguró que la figura tenía una cabeza distinguible, brazos, piernas, así como un tronco. Y lo más sorprendente fue que el avistamiento duró unos 5 minutos antes de desaparecer entre las nubes. Para Anthony Choy, este fenómeno es muy similar al que ocurrió en Perú en noviembre del 2010. Los expertos están de acuerdo de que el video es realmente interesante ya que no parece estar editado. En cuanto a lo que sea, no se parece a ninguna aeronave, drone o un globo aerostático conocido, por lo que no se puede descartar la posibilidad de que su origen sea extraterrestre. Según The Inquisitr News, por alguna razón, los cielos de América del Sur se han convertido en las últimas décadas en el epicentro de actividades de los OVNIS. Uno de los casos más populares e inexplicables fue el que tuvo lugar el 19 de julio de 1952, donde un OVNI en forma de cigarro apareció sobre la misma ciudad donde ha aparecido el humanoide volador, un avistamiento que ya dimos cuenta en su momento. En cuanto a estos extraños seres que parecen estar flotando a la deriva en los cielos, vaya uno a saber lo que sean en realidad.

martes, 5 de junio de 2018

LA RANA DE LA ABUNDANCIA: El amuleto de la prosperidad

Llamado en chino Chan Chu, que significa ‘rana de la abundancia’ o ‘rana de tres patas’ es una estatuilla que representa a un batracio (se cree que una rana toro) caracterizado precisamente por tener tres patas y que aparece rodeado de monedas chinas del Imperio Ching llevando una de ellas en su boca), y en otras ocasiones, aparece encima de esas mismas monedas o de lingotes de oro. Se trata de una poderosa herramienta para atraer la abundancia y la prosperidad. Su origen se explica en diferentes leyendas, muy populares en la tradición china, que enseñan al hombre el verdadero valor de la riqueza. Cuentan que una vez, un niño campesino estaba jugando a la orilla de un lago cuando vio una rana que disfrutaba del sol sentada sobre una roca y le arrojó una piedra que lastimó una de las patas traseras del animal, el cual se escondió en el agua. Cuando observó el daño causado, el chico se sintió muy apenado y muy arrepentido, se dirigía todos los días a la orilla del lago para darle de comer, pero ésta nunca aparecía. No por ello dejó de dejarle insectos todos los días. Un día la volvió a ver y notó que tenía tres patas por el golpe que él le había ocasionado y le pidió perdón. Desde ese momento, el muchacho compartía sus historias y alimentaba al animal. El tiempo pasó y el niño creció, se caso y tuvo hijos, pero no por ello dejo de visitar a la rana. En una ocasión, uno de sus hijos se enfermó gravemente y no tenía dinero para comprar los caros medicamentos que le hacían falta. Un día, en que el infante agonizaba, se escuchó a la rana croar en la puerta de la casa. Ésta entró al lugar con una moneda de oro en la boca, con la que el padre pudo comprar los medicamentos para salvar al pequeño. La familia del niño, desde entonces, creó la Chan Chu en honor a la rana que los ayudó. Desde ese momento, su amigo pudo disfrutar de la felicidad y la abundancia dentro de su familia por cuatro generaciones. Siempre colocaba las monedas que la rana le llevaba en un jarrón para el ahorro y sólo las usaba en emergencias, por lo que la familia siempre estaba segura. Otra de las leyendas afirma que la rana es la esposa de uno de los ocho inmortales, convertida en un animal de tres patas como castigo de su avaricia: por eso mismo está siempre con una moneda en la boca. Chan Chu sale todas las noches a recolectar monedas, por lo cual se la puede ubicar cerca de la puerta, mirando hacia dentro o hacia fuera pero siempre en diagonal y nunca directamente enfrentada a la misma (porque en este último caso saldrá de la casa y ya nunca volverá). Deben colocarse en el suelo, dentro o fuera de la casa, pero no en muebles altos ya que entonces no podrá saltar y salir de la vivienda para cumplir su misión. La leyenda cuenta que la rana disfruta contemplando la prosperidad de los hombres, es por eso que sale todas las noches a recolectar monedas para su dueño.

martes, 29 de mayo de 2018

¿DE ORIGEN EXTRATERRESTRE?: Singulares luces sobre Pucallpa

Un extraño incidente ocurrido en dicha ciudad del oriente peruano en 1999 y que involucro a fulgurantes luces que aparecieron en el cielo, fueron el tema de conversación de los lugareños durante mucho tiempo, tal como lo da cuenta el diario Expreso de aquellos años, que pudo entrevistar a algunos de los protagonistas de aquel inusual suceso: “Entre las 6:38 de la noche del martes último, cientos de miradas se clavaron en el cielo nublado de Pucallpa, ya que podían observarse dos fulgurantes luces que estaban casi inmóviles. Eran brillantes y resaltaban a pesar de la nubosidad. En algunos sectores de la ciudad dijeron que eran de color blanco; en otros, que eran tonos cambiantes entre amarillo, rojo y azul, con intensidades jamás antes vistas”, aseguraron. Lo que más llamo la atención a todos los que los vieron, es que ambos objetos de procedencia desconocida no se movían a pesar de las corrientes de aire que son habituales en la zona. Incluso se dice que un camarógrafo de una televisora local pudo registrar imágenes del extraño suceso y lo emitieron posteriormente en su telediario. Lamentablemente no se han encontrado en los archivos del canal las cintas en la que fueron grabados por lo que solo nos queda recurrir a la memoria de los testigos, que como suele ocurrir en estos casos, sus testimonios varían y hasta llegan a contradecirse entre si: “Se trataban de objetos que tenían formas distintas, ya que mientras uno se asemejaba a un trompo, con figuras circundantes y tonos marrones claros; el otro en cambio, parecía un cono con la punta hacia arriba” declararon a los medios aun temerosos. Pero el inusual hecho no solo concito la atracción de curiosos, ya que un helicóptero de la Policía Aérea, así como un avión estadounidense utilizado para luchar contra el narcotráfico, que volaban circunstancialmente por la zona, intentaron acercarse a los OVNIS, que de improviso se alejaron rápidamente del lugar y al no poder darles alcance, los pilotos terminaron comunicándole a sus respectivas bases en tierra que era imposible acercarse ya que la alta frecuencia que se generaba a su alrededor podría descontrolar sus naves. Personal de Corpac - que pidió no ser identificado - explico a su vez que esos objetos flotantes en el cielo pucallpino no pudieron ser ni helicópteros ni globos aerostáticos, ya que hubiera sido imposible que permanecieran inmóviles durante tanto tiempo. Mucho se ha hablado desde entonces para desentrañar el misterio pero este no ha podido ser resuelto hasta el día de hoy. “Si bien los escépticos - que nunca faltan - afirman que esos objetos fueron la conjunción de Júpiter y Venus que por coincidencia estaban muy pegados ese día, y además Mercurio también pudo ser visto a esa hora, quienes si los vieron lo contradicen porque el tamaño de los objetos los diferenciaba de las estrellas, y según la perspectiva del firmamento, una estrella no puede estar al ras del piso como si estuvo uno de los objetos en determinado momento” puntualiza la nota. Solo podemos agregar que se trata de otro caso sin resolver.

martes, 22 de mayo de 2018

LA LEYENDA DE LA MAZORCA DE ORO: Secretos en la oscuridad

Se dice que a inicios del siglo XX, dos osados estudiantes españoles, tras conocer la historia acerca de la existencia de las llamadas "Chinkanas" en el Cuzco - una serie de misteriosos túneles que fueron construidos por los incas y que conectarían la fortaleza de Sacsayhuamán (una monumental construcción pétrea que domina la ciudad) con la Catedral del Cuzco (donde se encontraba originalmente el Palacio de Pachacutec) así como con el Templo de Santo Domingo (otrora el mítico Koricancha) - decidieron explorarlos a pesar de los peligros que podrían encontrar en su camino. Se afirma incluso que estos inexplorados corredores subterráneos llegan a sitios tan lejanos como el lago Titicaca (lugar de origen de los incas) donde tras la caída del Imperio, se ocultaron fabulosos tesoros procedentes de sus templos y palacios, para evitar que cayeran en manos de los españoles. Es así, que animados por el deseo de descifrar el misterio, se arriesgaron finalmente a ingresar a ella por la llamada "Chinkana grande", situada en las inmediaciones de Sacsayhuamán, cerca al lugar denominado como el "Rodadero". Equipados con cuerdas, ganchos y velas se prepararon por la posibilidad de encontrar trampas camufladas en la oscuridad colocadas por los incas para proteger sus secretos. Pasaron muchos meses sin que se supiera nada de ellos y se pensó inclusive que habían muerto, cuando en plena celebración de una misa en la iglesia de Santo Domingo, se escucho el golpe claro de un objeto macizo en las paredes de la iglesia. Al haber interrumpido la misa, los asistentes identificaron su procedencia, que al parecer venía de atrás de una pared recientemente levantada hace poco, cuando lograron romper el muro vieron una caverna que se perdía en la oscuridad y a un anciano con una barba desgreñada, quien murió a los pocos mineros de haber sido encontrado, pero cuál sería la sorpresa al identificarlo y ver que ese anciano era nada menos que uno de los jóvenes aventureros que meses antes habían osado desvelar los misterios del mundo subterráneo, y la sorpresa se volvió asombro cuando en una mano sujetaba firmemente un choclo (mazorca) de oro macizo, el cual termino fundido por los dominicos, quienes elaboraron dos coronas con incrustaciones para la Virgen y el Niño, “pero que luego fueron escondidas para no despertar la ambición de los buscadores de tesoros” confesó el Prior de la Orden. A pesar de esta trágica experiencia, ellos no fueron los primeros, ya que se sabe que desde el comienzo mismo de la conquista hubo quienes se animaron a ingresar por distintas cuevas y pasajes secretos esperanzados en encontrar tesoros fabulosos, pero nunca mas se supo de ellos, ya que los nativos decían que “todo aquel que profane el mundo secreto de los incas, no volverá vivo o cuerdo”. Al respecto, varios cronistas nos dejaron saber sus testimonios acerca de la existencia de esos inexplorados corredores subterráneos: Agnelio Oliva (1542-1572): Padre jesuita nos relata: “Huayna Cápac construyo nuevos, y grandes edificios y a él es atribuida la construcción del laberinto subterráneo que llaman Chinkana, un laberinto del cual había muchas salidas a los caminos de fronteras, puentes, fortalezas y otros edificios”. Fray Martín de Morua (1590): Padre mercedario relata: “el capitán Ausi Topa, hijo del famoso Topa Inca Yupanqui, por mandato de su padre, hizo un camino debajo de la tierra en la fortaleza de esta ciudad del Cuzco hasta el Qoricancha que era donde ellos tenían el templo y oratorio del sol y de la luna y de todas las demás deidades que ellos adoraban. Porque entrando se pierden y no pueden dar con el camino. El Inca mando cerrar para que nadie entrase, no vaya a ser que entren y perezcan” Garcilaso de la Vega (Comentarios Reales de los Incas, 1609) explica: “Es una red de pasajes subterráneos, tan largo como las propias torres y estaban todos conectados. El sistema era compuesto de calles y alamedas partiendo en todas las direcciones, todas con puertas idénticas. Era tan complicado que ni siquiera los más valerosos se aventuraban a entrar en el laberinto sin una guía de orientación que consistía en un rollo de cuerda o soga gruesa atado a la puerta de entrada para ser desenrollado a medida que se fuese avanzando por los túneles. Cuando niño acostumbraba a ir hasta el fuerte con los chicos de mi edad, pero no nos atrevíamos a ir muy lejos, permaneciendo siempre en lugares donde hubiese la luz del sol, pues teníamos mucho miedo de perdernos, después de oír todas las historias que los indios nos contaban sobre el lugar…” “Algunos de los túneles llegaban al Cuzco, a tres kilómetros de distancia, comunicando Sacsayhuaman con el Qoricancha y otros edificios. Otros túneles se adentraban hacia el mismo corazón de los Andes, sin saber a dónde conducían exactamente.” Antonio de la Calancha (1635): “Los Incas construyeron un camino por debajo de tierra de más de diez cuadras, todo labrado que comunicaba dicha fortaleza con el Templo del Sol. A éste subterráneo lo llamaban ‘la Chinkana’ que es lo mismo que decir, donde se pierden o se esconden o laberinto”. En los últimos tiempos, para prevenir que ocurrieran similares percances, se procedió a tapiar con pesadas rocas la entrada del túnel de la llamada "Chinkana grande"; pero dado el hecho de que muchas de estas entradas se hallan en donde hoy se levantan los templos católicos, es de suponer que habrá quienes intenten averiguar adonde conducen, ya que no se sabe en realidad donde terminan y que esconden en su interior. No es de extrañar por ello que de tiempo en tiempo, circulen en el Cuzco relatos acerca de turistas desaparecidos para siempre, tras ingresar y luego no salir jamás de esos enigmáticos túneles, atraídos por el deseo de alguna aventura, o simplemente para hacerse ricos.

martes, 15 de mayo de 2018

UN ENCUENTRO INESPERADO: OVNIS y Mirages en la Costa Verde

Como sabéis, los Objetos Voladores no Identificados (OVNIS) son fenómenos inexplicables que no se pueden relacionar con ninguna anomalía o cosa conocida. Al no ser de origen humano, no hay duda que sea extraterrestre. Existen múltiples testimonios en todo el mundo acerca de encuentros con estas naves provenientes del espacio exterior, que en muchas ocasiones resultan inquietantes. El Perú no es ajeno a ello y desde tiempos inmemoriales se han presentado este tipo de avistamientos con resultados sorprendentes. Uno de ellos ocurrió en 1978 cerca de la playa Pescadores de Chorrillos en la tradicional Costa Verde, cuando decenas de personas observaron como dos aviones Mirage persiguieron a dos OVNIS durante 15 minutos. Demás esta decir que el gobierno militar de aquel entonces cubrió con un manto de silencio el hecho ya que al no existir prensa independiente, no tuvo mayor difusión en los medios de comunicación, salvo una que otra nota ‘oficial’ tratando de desvirtuar lo que vieron decenas de testigos en esa oportunidad. A pesar del férreo control que ejercían sobre la prensa, uno pensaría que transcurrido algunos días, no tratarían de tocar el tema de alguna manera, pero si lo hubo y quien lo hizo fue despedido por ello del diario donde laboraba. Se trataba de un reporte interno donde los pilotos dieron cuenta del hecho a sus superiores, Vaya uno a saber como lo consiguió quien publicó la nota en La Crónica, pero lo importante es que también se les pasó a los censores y fue publicado. Luego de encontrarlo en los archivos, paso a detallarlo a continuación ¿vale? Según pública el citado diario, dos pilotos de la FAP estaban realizando tareas de entrenamiento sobre el Océano Pacífico, frente a las costas de Lima, cuando avistaron lo que parecía ser dos aparatos voladores. En ese momento recibieron un mensaje por radio y se les preguntaba si podían observar a dos naves de origen desconocido volando a muy baja altura y a gran velocidad no tan lejos de su posición, casi a ras del agua. Al responder afirmativamente, recibieron la orden de perseguirlos a cierta distancia la cual se realizo por espacio aproximadamente de 15 minutos. Uno de los objetos ovalados volaba a apenas unos metros de altura, levantando una estela. Ambas naves eran muy similares y dedujeron que medían unos 12 metros y parecían saltar arriba y abajo de forma errática, sin volar en una dirección concreta. Tenían un aspecto blanquecino que recordaba a la espuma o al agua hirviendo, según recuerda el oficial. Cautelosos, los pilotos de los Mirage iniciaron un suave descenso hacia las naves. Pero, de repente, estas comenzaron a ascender hacia ellos, por lo que tuvieron que virar para evitar un choque directo. Pero en ese instante, los objetos abandonaron su trayectoria. “Aceleró como nada que haya visto”, dijo uno de los pilotos en su reporte. Todo ello bajo la mirada de decenas de testigos que observaban desde la orilla, creyendo que e trataba de ejercicios aéreos. Entretanto a los pilotos, luego de perder el contacto, se les ordeno retornar a la base. Según este oficial, sus superiores no abrieron ninguna investigación para estudiar lo ocurrido, pero sus compañeros no tardaron en reírse de ellos al enterarse del extraño suceso. Según publica el medio, no era la primera vez que ocurría el hecho ya que la FAP llevaba dos semanas siguiendo un extraño contacto, compuesto por lo que parecían ser varias aeronaves que, de repente, aparecían a gran altitud, a unos 24.000 metros, y que luego se lanzaban hacia el mar, deteniéndose y cerniéndose a unos seis kilómetros de altura. Luego de eso, los contactos desaparecían del radar o se escabullían. ¿De donde provenían esas naves? ¿Qué hacían allí? ¿Continúan operando hasta el día de hoy? Se trata de otro misterio sin resolver.
Loading...